Thursday, March 23, 2006

Comprender el abismo infinito y entender que la chispa se apaga.
Saber que los lazos se acostumbran y que ha muerto la visión pasada.
Es aceptar la burda resaca.

Esperar el fénix del pasado y encontrar que tu cuerpo toma su mano.
Aceptar que las almas no se fusionan y que los deseos son encontrados.
Es lastimar el corazón enamorado.

Entender la dependencia absura y combatir las torpes ataduras.
Descifrar la evolución compartida y admirar que las almas decidan.
Recordar la añoranza perdida y encontrar el sendero de nostrae vida.
Es regresar al futuro del séptimo enigma.

La Maga*